FANDOM


Cuerpotapa 001

¡Toma nota!Editar

Cuidados básicos para tener un cuerpo 10Editar

Llevar una dieta racional, practicar ejercicio de forma regular, tomarse la vida con tranquilidad y cuidar la piel son las claves para poner el cuerpo en forma. Los amantes de la belleza corporal adoran la perfección de una musculatura firme, una silueta perfecta y una piel dorada al sol. Todas y cada una de estas practicas llevadas al extremo pueden ser peligrosas.Editar

Exfoliación corporal

Cuidados básicos Con un mínimo de cuidados y un poco de orden en nuestro plan de comidas, tendremos un cuerpo sano y esbelto. Estar bella por dentro y por fuera pasa primero por sentir una actitud vital y feliz frente a la vida. Hay que olvidarse cuanto antes de someterse a torturas físicas y sacrificios gastronómicos que nos colocan al borde de la lipotimia.

Es necesario tomarse la vida con calma y gozar del placer de los cuidados corporales sin obsesiones competitivas. Lo ideal es seguir un plan de cuidados en armonía con las estaciones y el propio cuerpo. Sin embargo, la norma general es cuidarse mucho en primavera y verano.

Piel con buen tacto

  • Exfoliación: Después de limpiar la piel con una ducha conviene practicar una exfoliación semanal para conseguir un tacto más suave en todo el cuerpo. La exfoliación es un gesto mecánico que consiste en eliminar las células muertas que se pegan a la parte externa de la epidermis, retrasando el proceso natural de renovación celular.
  • Hidratación: Las leches hidratantes corporales rinden más y penetran mejor cuando la piel está bien exfoliada. La razón principal es que muchas veces el acúmulo de células muertas que recubre la piel no deja que las cremas actúen como deberían. Sobre la piel limpia y exfoliada aplicar el body milk desde la punta del pie hasta la base del cuello, masajeando con suavidad y siempre en sentido ascendente.
  • Masajes: Con un masaje a la semana la piel y los músculos se estimulan y mantienen en condiciones óptimas. Muy recomendados los de espalda y pies porque harán que todo el cuerpo sienta un bienestar inmediato. Ambos ayudan a equilibrar toda la energía del cuerpo y a liberar las tensiones físicas y mentales del estrés y el trabajo diario.
  • Drenaje linfático: Cuando hay problemas circulatorios o de retención de líquidos en piernas y brazos, los suaves bombeos del drenaje linfático son una alternativa muy eficaz. Un par de sesiones a la semana son suficientes para empujar la circulación y ponerla en órbita. Al cabo de un mes se aprecia una mejoría notable.
  • Reflexoterapia: Se trata de algo más que un tratamiento estético y en muchos países ya se considera toda una medicina. Aunque sus efectos son más bien de tipo preventivo, también ayuda a resolver algunos problemas de salud que influyen en tu aspecto. Muy recomendado para estreñimiento, estrés, mala circulación, insomnio, ansiedad y depresión.

¡Relájate!

En Movimiento

  • Quemar calorías. No hay nada mejor que combinar la actividad física con una alimentación saludable. Si conseguimos incluir en nuestras pautas de vida un equilibrio entre la dieta y el desgaste físico, habremos conseguido la llave del éxito. Sin embargo, si comemos más calorías de las que gastamos, los kilos se irán acumulando. Resulta muy fácil de entender, pero muy difícil de llevar a la práctica.
  • Gimnasia en casa. Con sólo cinco minutos de gimnasia al levantarse, el cuerpo se pone en forma para todo el día. En ayunas el ejercicio es más eficaz que a cualquier otra hora del día. Es bueno asumirlo como una rutina antes de la higiene dental.
  • Yoga. Antes de ir a la cama y para liberar los músculos de las tensiones acumuladas durante toda la jornada, resulta muy conveniente practicar cinco minutos de yoga o meditación. Estirar un poco el cuerpo, relaja la mente y ayuda a mitigar las malas posturas del día. Además es un momento ideal para practicar el control de la respiración. Nuestro descanso será más profundo y reparador.
  • No al sedentarismo: Siempre es buen momento para apuntarse a un gimnasio, acudir a un polideportivo o una academia de baile. Además de hacer un beneficio a tu cuerpo, es un descanso de la rutina diaria. Será preferible elegir una actividad que nos motive de alguna manera para evitar abandonos a corto plazo. Las mejores para moldear el cuerpo son el baile, la natación, caminar, subir escaleras o pasear al perro. Hay que pensar en alguna actividad que nos divierta y que se adapte a nuestro tiempo libre.
  • Sin obsesiones: Ante todo mucha deportividad, así nunca habrá un fracaso. Lo más frustrante es pensar en un éxito fulminante o marcarse metas a corto plazo. La actividad es algo divertido y saludable no como un medio para adelgazar o acabar con tu celulitis.

Dieta equilibrada

Alimentación: un poco de todo sin abusar Comer bien se refleja no sólo en la báscula, también en nuestro aspecto general: pelo brillante, sentido del humor, resistencia frente al cansancio, etc.

  • La ración ideal: En una dieta sana se debe comer de todo sin abusar de nada. Las porciones ideales de cada grupo de alimentos han sido medidas por la Organización Mundial de la Salud. En primer lugar el grupo de cereales-arroz-pastas (6-8 porciones), vegetales (3-5 porciones), frutas (2-4 porciones), lácteos (2-3 porciones), pollo- pescado- carne- legumbres- huevos (1-2 porciones) y finalmente el grupo de grasas, aceites y azúcar debe ser un complemento mínimo.
  • No a las dietas draconianas: Además de estar pasadas de moda, las dietas estrictas pueden atentar directamente contra la salud. En ocasiones resulta mucho peor el remedio que la enfermedad. Cuando existe un sobrepeso de más de cinco kilos, lo más apropiado es consultar al médico.
  • Desintoxicación semanal. Un día a la semana a base de zumos, agua mineral y caldos vegetales, es el sistema más eficaz para depurar el cuerpo. Para conseguir la hidratación adecuada, será necesario tomar como promedio un total de dos litros en invierno y tres en verano.

Un baño tonificante

Baño de propiedades Un baño, además de apetecible puede convertirse en un tratamiento de lujo dentro de casa. En una sola sesión, el cuerpo se ensalza de pies a cabeza. En momentos bajos actúa como un potente revulsivo. Sólo hay que tener especial cuidado con no poner el agua demasiado caliente.Por otra parte resulta muy vigorizante finalizar con chorros alternativos de agua fría o templada. Si adoramos el agua caliente, habrá que advertir que los baños por encima de 37 grados no deben exceder de diez o quince minutos. Además antes de sumergirnos en una bañera de agua extraordinariamente caliente, debemos descartar problemas de tensión baja y mala circulación, ya que nos podríamos llevar un buen susto.

  • Nutritivo. Este efecto se consigue disolviendo en el agua aceites hidratantes (jojoba, germen de trigo, etc.), algas o cosméticos preparados para nutrir la piel.
  • Tonificante. Añadir a la bañera aceites vigorizantes o bálsamicos: limón, frambuesa, pino, romero, eucalipto, ciprés, etc.
  • Relajante. Con el agua a la misma temperatura del cuerpo y esencias sedantes: sándalo, mejorana, lavanda, etc.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.