FANDOM


Shapeimage 1


Tejido Adiposo

El cuerpo contiene dos tipos de tejido adiposo, la grasa blanca y la parda. Casi todo el tejido adiposo humano, es grasa blanca, la que, a pesar de su nombre, generalmente tiene un color cremoso o amarillo por si contenido de caroteno. La grasa parda es, en comparación, escasa en el hombre, aunque relativamente abundante en algunos mamíferos.

Grasas blancas

Las grasas blancas comprenden entre el 10 y el 20% del peso corporal total en los hombres adultos y entre el 15 y el 25%, en las mujeres adultas. En conjunto, constituyen un órgano indefinido y relativamente grande, muy activo desde el punto de vista metabólico; se relaciona con la recolección, síntesis, acumulo y movilización del lípido neutro. Como resultado de esta movilización, el contenido calórico del lípido almacenado en la grasa blanca puede convertirse en energía para las células de otras partes del cuerpo.

Grasas pardas

La característica más significativa de este segundo tipo de tejido adiposo consiste en que es termógeno y puede generar calor corporal. La disposición de las gotas de lípido en las células de grasa parda es multilocular, lo que significa que el lípido se almacena siempre en forma de gotas múltiples y no como una gran gota central. Esto difiere de la característica unilocular observada en los adipocitos cargados de lípidos de grasa blanca. Las células de grasa parda son más pequeñas que las de grasa blanca aunque sus mitocondrias son más grandes y numerosas. Esta relativa abundancia de mitocondrias en la grasa parda está claramente relacionada con su función como tejido generador de calor.

Tejido Sanguíneo

La sangre es un líquido opaco y turbio con una viscosidad ligeramente mayos que la del agua y una densidad de aproximadamente 1,06 g/mL a 15°C. Cuando está oxigenada, como en las arterias sistémicas, es de color escarlata claro y cuando está desoxigenada, como en las venas sistémicas, es rojo oscuro o púrpura. La sangre es un elemento heterogéneo, formado por un líquido transparente, el plasma, y diversos corpúsculos o elementos formes.

Plasma

El plasma es un líquido transparente, ligeramente amarillo, que contiene numerosas sustancias en solución o suspensión.

El plasma es rico en iones de sodio y cloro, y contiene también potasio, calcio, magnesio, fosfato, bicarbonato y muchos otros iones, glucosa, aminoácidos, etc.

Elementos formes de la sangre

La sangre contiene tres grupos de elementos formes: eritrocitos (hematíes o glóbulos rojos), leucocitos y plaquetas.

Eritrocitos

Los eritrocitos (hematíes o glóbulos rojos) constituyen la mayor parte de las células de la sangre, aproximadamente el 99% del total.

Cada célula es un disco bicóncavo con un diámetro promedio de 7;1 µm y un borde de 1,9 µm de espesor. Los eritrocitos carecen de núcleo y son de color rojo claro por la luz transmitida, con centro más pálido debido a su biconcavidad.

Los eritrocitos están limitados por una membrana plasmática y su contenido corresponde principalmente a una proteína única, la hemoglobina. La membrana plasmática está formada por un 60% de lípidos y glucolípidos y un 40% de proteínas y glucoproteínas.

Leucocitos

Los leucocitos (glóbulos blancos) pertenecen al menos a cinco categorías distintas, distinguibles por su tamaño, la forma de su núcleo y sus inclusiones citoplasmáticas.

Leucocitos neutrófilos

Los leucocitos polimorfonucleares neutrófilos constituyen numéricamente el grupo más importante de los leucocitos (60 y 70% en los adultos.).

Los neutrófilos constituyen un importante elemento en los sistemas de defensa del organismo; pueden realizar la endocitosis de microorganismo y partículas en la circulación.

El número de neutrófilos circulantes varía considerablemente, aumentando muchas veces durante los episodios de infección bacteriana. Pueden circular libremente en la sangre o pueden adherirse a las paredes de las vénulas poscapilares y otros vasos para volver de nuevo a la circulación cuando son reclutados, por ejemplo durante un episodio breve de ejercicio o por exposición a la noradrenalina.

Leucocitos eosinófilos

Estos son similares a os neutrófilos en cuanto a su tamaño, forma y movilidad; pero, en la sangre normal solo existen en pequeñas cantidades.

Como los otros leucocitos cuando son estimulados adecuadamente, los eosinófilos pueden pasar desde la circulación a los tejidos extravasculares.

En pequeño número son constituyentes de la dermis y de los componentes del tejido conjuntivo del árbol bronquial, del tubo digestivo, el útero, la vagina y la médula del timo. Su proporción con respecto a otros leucocitos aumenta considerablemente en determinados trastornos alérgicos y también en la infestación por gusanos. Asimismo desempeñan, un importante papel en el sistema inmunitario, en la fagocitosis y en la inactivación antígeno-anticuerpo, así como de varias sustancias inflamatorias.




Leucocitos basófilos

Su característica distintiva es la presencia de gránulos basófilos grandes y destacados.

Aunque se parecen a los mastocitos y al igual que éstos se forman en la médula ósea, hay muchas pruebas de que mucho basófilos representan una línea celular distinta de los mastocitos y propia de la circulación, aunque íntimamente relacionada con aquello, como se demuestra por sus reacciones con los anticuerpos monoclonales y las diferencias de desarrollo celular.

Actualmente se conocen mal sus funciones en el sistema circulatorio.

Linfocitos

Los linfocitos son el segundo tipo de leucocitos más numeroso constituyendo el 20-30% del total de los leucocitos.

Como otros leucocitos, se encuentran también en los tejidos extravasculares pero son notables por formarse en grandes cantidades fuera de la médula ósea, así como en ella. Por lo tanto, constituyen un sistema linfoide ampliamente distribuido.

Este grupo incluye una colección celular heterogénea, principalmente integrada por linfocitos B y T en diferentes fases de actividad y maduración

Linfocitos B

Los linfocitos B adquieren la capacidad de reconocer a un antígeno específico. Una vez formado el linfocito B se dedica a producir moléculas de inmunoglobulina con la misma especificidad antigénica.

Linfocitos T

Cada linfocito T queda programado para reconocer a un antígeno especifico y responder a él en el curso de su diferenciación en el timo. Sin embargo sus sitios de reconocimiento de antígenos no son moléculas de inmunoglobulina como las presentes en las células B.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.